Cómo salvé la vida con una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, ayuno y ejercicio

Dr. Jason Fung
Diet Doctor

https://es.sott.net/image/s24/497393/large/Robert6.jpg

© Diet Doctor

Dr. Jason Fung: Quería compartir la historia de éxito de Robert esta semana para ilustrar el poder de la alimentación en el mundo moderno. Nos entrenan para creer que cualquier medicina que tenga un gran efecto debe costar varios miles de dólares, pero de hecho, la mejor de las medicinas puede ser gratis, como observamos todo el tiempo en el programa Intensive Dietary Management. Esta es la historia de Robert.

Robert: Me pidieron que volviera a publicar mi historia para poder compartirla. Soy cómico. Lo digo desde el principio para que sepas que si no tienes sentido del humor sobre la muerte y la pérdida de peso, es posible que quieras pasar de largo. Me he esforzado mucho para encontrar una foto mía después de que casi muriera de un ataque al corazón en marzo de 2011. Ha desaparecido, casi como yo. Tuve mucha suerte de tener una segunda oportunidad gracias a una rápida reacción (una botella de nitroglicerina que había guardado de una prueba de provocación química ocho meses antes) y a un pequeño milagro.

La primera foto es de dos años después, cuando mi salud siguió empeorando. Casi me volvieron a dar boleto con una crisis de coágulos en la sangre. Las embolias pulmonares eran una amenaza constante y después de librarme por poco un par de años más tarde, me dijeron que “pusiera mi vida en orden” porque no había nada que pudieran hacer. En ese momento había probado TODAS las dietas que me dieron, todas las pastillas que se les ocurrió y nada me ayudó, nada me funcionó ni tampoco fue sostenible.

https://es.sott.net/image/s24/497399/full/Robert4_790x1024.jpg

© Diet Doctor

Me di por vencido. Me fui de gira de despedida a Europa para ver a mi mejor amiga y a su familia y decirles adiós. Antes de salir de Holanda, me hizo prometer que intentaría volver y cantar en su boda (no le comenté a nadie nada sobre mi pronóstico) y le prometí que haría todo lo posible para lograrlo. Esas son mis fotos de “antes” (¿qué les parece esta elegante “foto por la retaguardia” en el London Eye…? De nada).

Había oído hablar de #NSNG (sin azúcar, sin cereales) a Vinnie Tortorich en el programa de Adam Carolla, y el concepto de bajos carbohidratos y altas grasas en mi estado sonaba a locura, pero, literalmente, no tenía nada que perder, así que me lancé en septiembre de 2016. Bajé los primeros 27 kg (60 lb) sentado en la cama o en la silla. Empecé a andar cojeando en la entrada del garaje, luego contando casas, luego millas. Ese primer año bajé unos 45 kg (100 lb). Al año siguiente volví a Holanda y canté en la boda de mis mejores amigos. Me sentía mejor de lo que me había sentido desde que era muy joven y quería hacer más, pero llegué al temido estancamiento y tenía muchos “alerones”. En algunos sitios colgaban hasta 18 cm (7 pulgadas) de piel. Era muy desagradable y la cirugía no era una opción.

El Dr. Jason Fung fue al programa de Vinnie Tortorich y pensé “Allá vamos otra vez”. Hora de probar más locuras. Empecé con el ayuno intermitente por accidente. Estaba adaptado a la grasa y empecé a estar ocupado, me olvidé de comer durante 2 días y no sentí hambre en absoluto. Mi primer ayuno intencional fue de 3 días. Fue difícil. Seguí adelante gracias al apoyo de los grupos de Facebook. Luego pasé a los ayunos largos de 4, 5, 6, 7 días. Vi con alegría cómo esos asquerosos colgajos empezaban a desaparecer. Finalmente obtuve la autorización del médico para empezar a hacer ejercicio (todo lo que había podido hacer era caminar… mucho). Una vez que entré en el gimnasio, poco a poco me puse más en forma y los “colgajos de piel” desaparecieron completamente.

https://es.sott.net/image/s24/497400/full/Robert5_707x1024.jpg

© Diet Doctor

He escrito esta larga disertación por tres razones:

  1. ¡ESTO FUNCIONA! Para algunas personas es fácil (ojalá yo fuera una de ellas, y si es así, no lo vayas diciendo), para el resto de nosotros el ayuno es un músculo que necesita práctica. A veces esa práctica parece difícil. Pero ¿lo he dicho ya? ¡¡¡Esto funciona!!! No te rindas.
  2. Cada persona es diferente. No todos los protocolos de ayuno funcionan igual para todos. Les advierto que no esperen exactamente los mismos resultados que otras personas muestran en sus mensajes. La clave para mí era probar nuevos protocolos sin presionarme más.
  3. El APOYO fue crucial. Nunca lo hubiera conseguido sin los mensajes, consejos, comentarios y simplemente el amor de las personas de esta comunidad. Desde el fondo de mi corazón, que ahora funciona perfectamente, gracias por estar allí y hacer posible mi nueva vida. Empecé este viaje con unos 181 kg (400 lb). Ahora peso 91 kg (200 libras) menos, cada día que respiro es una victoria más. Si aún estás leyendo, me tienes impresionado. Hago ejercicio 5-6 días a la semana (siempre en ayunas) y tengo una nueva sesión de fotos de fitness el próximo mes. Mi esperanza es seguir devolviendo el favor. La mejor de las suertes para todos. ¡El futuro se ve increíble!

Dr. Jason Fung: Todavía sigo asombrado de lo bien que se ve Robert. Es una transformación increíble. Me encanta esta historia por varias razones. Primero, nunca eres demasiado viejo ni estás demasiado enfermo para empezar a estar sano. Si el peso es uno de tus grandes problemas, entonces las dietas bajas en carbohidratos y el ayuno pueden ser una ayuda importante. En el programa IDM hemos tratado a personas de hasta 80 años y muchas están enfermas con diabetes de tipo 2 junto con una gran cantidad de sus complicaciones. Se necesita cierta supervisión médica para implementar un régimen dietético intensivo, pero aun así se puede hacer con éxito.

Segundo, el tema del apoyo es muy importante. Todo es más fácil cuando se hace con un grupo de apoyo. En Facebook tenemos un grupo de apoyo gratuito para el ayuno: The Obesity Code Network. También hay mucha información y videos gratuitos en la sección de Recursos del sitio web de IDM.

Tercero, el tema del exceso de piel es muy interesante. No tengo más pruebas aparte de anécdotas, pero muchas personas han descubierto que el ayuno les ayuda con la piel colgante. Recuerda que la piel no es grasa, es proteína. Durante el ayuno, hay un período de tiempo en el que las proteínas se catabolizan (descomponen) para quemarse y obtener energía. Esto no es malo. En este caso, es muy bueno. Se calcula que las personas obesas tienen un 20-50 % más de proteína que las personas delgadas. Esto es todo el tejido extra que necesita ser eliminado. En el programa de IDM, hemos tenido personas que han perdido decenas de kilos, al igual que Robert, y nunca hemos remitido a nadie para una cirugía de eliminación de piel.

Un trabajo fantástico, Robert. Eres una inspiración para todos nosotros.

Comentario: Mientras leemos varias historias de éxito con este tipo de intervenciones, las farmacéuticas y la industria en general sigue apuntando en la dirección equivocada con respecto a la obesidad y otros problemas de salud que podrían mejorar mucho con un cambio de dieta y el estilo de vida. Imagínese cuántas personas en el mundo podrían beneficiarse de esta información, ¿por qué no aparece entre los titulares de las secciones de salud de los periódicos importantes? Al parecer estos periódicos se dedican a la propaganda más que a la salud. Recomendamos leer también:

FUENTES